Ventajas y desventajas de ser autónomo


03 de julio de 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Autónomos


Ser autónomo

La modalidad de trabajo que permite ser autónomo es la preferida por una gran cantidad de profesionales. Puesto que, brinda la capacidad de ser una entidad jurídica de propia cuenta. Además, da un aspecto más serio al trabajo o servicio que se desempeña para efecto de contrataciones. Sin embargo, no todo es color de rosa para muchos. Por ello, hablaremos de las ventajas y desventajas de ser autónomo.

Ser tu propio jefe

Como es bien sabido, las personas que deciden trabajar en modalidad autónoma son sus propios jefes. Puesto que, son los únicos necesarios para la toma de decisiones dentro del trabajo. Además, deciden el horario en el que van a trabajar y a quien prestar el servicio. Del mismo modo, se encargan de las gestiones para el establecimiento y llevan las cuentas de los ingresos. La contabilidad de un autónomo es de gran responsabilidad, puesto que de ello depende que se obtenga la rentabilidad mínima para tener un sueldo que le permita vivir, pagar todos sus gastos y obligaciones de IRPF e IVA.

Jefe autónomo

Contar con tu propio espacio

Otra de las ventajas de ser autónomo es sin duda tener un espacio propio para desenvolverte. Aun cuando, puede que este sea un lugar rentado para laborar en él. Este, te permitirá tomar tus propias decisiones en cuanto como se ve o donde se ubicara. Por otro lado, es un ambiente de trabajo más íntimo que se adapta a las necesidades de quien presta el servicio. Lo cual, a la larga hará que la persona trabaje mejor.

Una gestión más económica

Del mismo modo, una ventaja clara de ser autónomo es que llevar tu negocio es más barato. Principalmente, porque no están en la necesidad de contratar un empleado fijo. Sin embargo, existe la posibilidad de contratar otros servicios de índole autónoma. O, en algunos casos personas que asistan. Con esto, se reducen enormemente los impuestos a pagar al estado por la manutención del establecimiento. El software para autónomos de Gespymes facilita la realización de presupuestos, facturación, gestión de clientes, proveedores, empleados, etc. También ofrece la posibilidad de elaborar todos los modelos tributarios de Hacienda. Sin duda, una herramienta imprescindible para cualquier autónomo. 

Trabajo de autónomo

La desventajosa responsabilidad ilimitada

Esta es la más grande y devastadora de las desventajas de ser trabajador autónomo. Se trata, de que la persona que decida trabajar en este tipo de características no podrá separar sus bienes. Quiere decir, que a la hora de sufrir algún tipo de fluctuación económica, la persona deberá ceder los bienes personales para cancelar deudas. Lo cual, generaría no solo la pérdida de la empresa. Sino, del capital construido.

Otra desventaja en cuanto a impuestos

Del mismo modo, aun cuando esta modalidad es de las más económicas para gestión de empresas pequeñas. Por otro lado, los ingresos pueden verse mermados por alza de impuestos. Esto se debe, a que si la compañía tiene ingresos muy elevados en el años. Con esto, el estado puede aplicar impositivas que eleven el pago de impuesto por la elevación de los ingresos. De manera que, si tienes éxito deberás rendir más cuentas.

En conclusión, la modalidad de trabajo autónoma tiene unos beneficios que resultan muy atractivos. Sin embargo, a pesar de las claras ventajas que ofrece este medio esto puede volverse en contra. Por tal motivo, es recomendable que sepas manejar muy bien tus decisiones. Para así, evitar inconvenientes con la ley y perder todo por lo que has trabajo. Sin embargo, si haces todo legalmente, podrás operar de forma cómoda tu organización.

comentarios