¿Asesoría o consultoría? Descubre qué es lo que necesita tu empresa


18 de febrero de 2019 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Emprendedores


Consultoría o asesoría

Aunque en muchas ocasiones se habla de la asesoría y la consultoría como si se tratara de lo mismo, lo cierto es que se trata de conceptos distintos. Por ello, a continuación, vamos a ver la diferencia entre consultoría y asesoría empresas, y cuál es la mejor opción en cada caso.

¿En qué consiste la asesoría?

Normalmente se confunden los servicios de consultoría con los de asesoría, pero en realidad los servicios que ofrece un consultor y los de un asesor son diferentes. Un asesor es un profesional con conocimientos legales, fiscales, administrativos y contables. Se encarga principalmente de acompañar a negocios de todo tipo, empresas o autónomos, analizando sus cuentas y evaluando el rendimiento de sus negocios.

El asesor prepara los documentos fiscales y contables del negocio, para presentarlos a la Administración. Además de esto analiza las cuentas del negocio, y hace previsiones para el crecimiento de la empresa o de la actividad del autónomo.

A través de la supervisión y el análisis constante de la empresa, el asesor puede prevenir situaciones de riesgo para la misma. Y no solo esto, sino que también se encarga de aconsejar a su cliente, asegurándose de que siempre cumpla con la legalidad.

Consultor financiero

¿Y la consultoría?

A diferencia de la asesoría, la consultoría es un servicio al que se recurre de manera puntual. Si se da un problema en una empresa que necesita un análisis a fondo, el consultor tiene que acudir al negocio y encargarse de hacer una revisión y dar las pautas para darle una solución.

Este servicio es para un momento determinado, y a través de él se evalúa a una empresa o un departamento determinado para establecer unas bases que ayuden a encontrar la solución a una problemática concreta.

Entonces, ¿es mejor recurrir a la asesoría o a la consultoría?

Teniendo presente ya la diferencia entre la asesoría y la consultoría, estamos en disposición de dar respuesta a esta pregunta. A la hora de escoger a un profesional o a otro tendremos que pensar si lo que necesitamos es hacer que el negocio crezca, o bien dar solución a una situación existente ya.

La asesoría de empresas nos servirá de ayuda si queremos prevenir determinadas situaciones o bien supervisar nuestras cuentas para asegurar el buen rendimiento del negocio. Esto nos permite tener la tranquilidad de saber que nuestra información está supervisada siempre por un experto que comprueba siempre que la empresa cumple con la legalidad vigente.

A medida que el asesor va revisando la información del negocio, nos va ofreciendo datos para que podamos ver siempre en qué situación se encuentra la empresa, y previsiones de negocio que nos sirvan para conocer el estado actual y futuro de nuestro negocio.

Por el contrario, debemos plantearnos acudir al servicio de un consultor si tenemos un problema en nuestro negocio que tengamos que solucionar. Este profesional hará un análisis de la situación, brindándonos las pautas para invertir en nuestra empresa y poner remedio a la situación.

comentarios