Cómo deducir los gastos de publicidad si eres autónomo


12 de marzo de 2020 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Marketing online


Deducir gastos en autónomos

En la actualidad, la publicidad es una de las herramientas más importantes con las que cuentan las empresas para impulsar sus negocios, especialmente en cuanto al sector autónomo se refiere. Hoy, hablaremos sobre cómo deducir los gastos de publicidad si eres autónomo. De esa manera, conocerás los diferentes mecanismos legales que existen para llevar a cabo esta importante tarea.

Algunas estrategias para deducir los gastos de publicidad si eres autónomo

Como se acaba mencionar, existen diversos ‘tips’ o recomendaciones que podremos aplicar para deducir los gastos de publicidad. Esto, puede llevarse a cabo bien sea que ejerzamos nuestra actividad como autónomos, o si realizamos cualquier tipo de actividad comercial que pueda estar relacionada con el marketing económico.

A continuación, te mencionaremos algunos consejos que te permitirán deducir tus gastos en publicidad como autónomo sin mayor problema, ante los diversos organismos legales que existen.

Que los gastos en IVA y IRPF se relacionen con la actividad económica ejercida

En primer lugar, debes saber que es necesario que los gastos que realices y quieras deducir ante la agencia tributaria guarden estrecha relación con la actividad comercial que ejerces como autónomo. Esta es una norma que aplica para todas las actividades comerciales que se realicen, y el tema de la publicidad evidentemente no escapa de ello.

De acuerdo a lo establecido por las diversas legislaciones tributarias, para que el “IVA” y el “RPF” cuenten como gastos deducibles, éstos deben afectar de manera directa la actividad comercial que se realice como autónomo o como empresa. Así que, ten este factor muy en cuenta al momento de querer deducir los gastos provenientes de tu actividad publicitaria.

Procurar que la actividad publicitaria sea justificable ante el Estado

En segundo lugar, debes saber que toda la actividad comercial que realices como autónomo (prestar algún servicio, vender un bien, entre otros) tiene que estar soportada a través de algún respaldo que sea capaz de justificar las operaciones financieras realizadas.

Por ello, vale la pena que las actividades publicitarias que lleves a cabo, las hagas a través de empresas formales que puedan brindarte un respaldo sustentable ante el ‘fisco’ de tus gastos por esta actividad.

Gastos para autónomos

Ten presente, que las facturas suelen ser unas de las herramientas más empleadas al momento de deducir los gastos de publicidad como autónomo. Sin embargo, si deseas optar por otro mecanismo legal para poder justificar tus ingresos por publicidad ante la agencia tributaria, vale la pena que te asesores con un profesional en el área. De esa manera, podrás conocer las diversas alternativas legales por las que puedes optar de acuerdo a la legislación vigente.

Llevar un registro contable de los egresos

Debes saber, que es necesario asentar un registro contable de tus gastos en publicidad para que éstos puedan ser deducidos posteriormente. Para ello, se recomienda que adquieras un libro de ‘registro’ o ‘gastos contables’, en donde puedas llevar el registro diario de los gastos que posteriormente deducirás.

Es importante destacar en este sentido, que según lo mencionado por la “CEPYME”, para que los gastos reflejados tengan validez, debe existir una relación entre los ingresos percibidos y los gastos realizados. De manera que, los gastos realizados en fechas superiores al periodo anual, pueden perder la posibilidad de ser deducidos. En otras palabras, es probable que no puedas deducir en el año en curso, gastos que hayas hecho hace 2 años o más.

A tener en cuenta si promocionas la venta de una marca personal o de un producto

Por último, debes tener en cuenta que cuando se promociona la venta de algunos productos o la publicidad de una marca, pueden deducirse los gastos relacionados con el hecho de impulsar el conocimiento de estos. Sin embargo, en estos casos el proceso puede variar un poco, pues existen algunas formalidades que deben cumplirse a fin de que la deducción de estos gastos sea válida.

Por ejemplo, si estás publicitando una marca personal y ofreces a tus clientes, bolígrafos, calendarios, camisetas o cualquier otro artículo de carácter publicitario y quieres deducirlo, tendrás que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Que el producto a deducir muestre de manera clara, el logo, nombre o marca del producto que se publicita.
  • Que el producto a deducir sea considerado como de ‘escaso valor’ (que no supere los 200 euros).

Además, debes tener en cuenta que la deducción de estos productos puede abarcar solo el 1% en lo referido a la facturación de tu empresa o actividad comercial realizada. En este sentido, lo mejor que puedes hacer es buscar asesoramiento profesional. De esa manera, podrás tener más claros los procesos a seguir para la deducción de publicidad en este tipo de escenarios, en donde el procedimiento puede ser un poco distinto.

No olvides, que realizar las respectivas deducciones de gastos establecidas dentro del marco legal, además de hacer formal la actividad económica que se realiza como autónomo, puede representar un alivio financiero. Siendo así, una importante tarea que no podemos dejar de lado.

 

comentarios