Cómo facturar sin ser autónomo


15 de julio de 2019 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Autónomos


Facturar sin ser autónomo

En la actualidad, darse de alta como autónomo puede llegar a ser todo un dilema, en especial para los emprendedores que comienzan un pequeño negocio. Pues en un comienzo, puede que no se genere lo suficiente para cubrir los gastos que implica darse de alta en el RETA (régimen especial de trabajadores autónomos). Teniendo en cuenta esto, hoy hablaremos sobre una pregunta muy común ¿Cómo facturar sin ser autónomo? ¿Será esto posible?

¿Por qué las personas buscan facturar sin ser autónomos?

Se cree que uno de los motivos por el que las personas buscar facturar sin ser autónomos, es porque muchas veces no generan lo suficiente para pagar los gastos que implican darse de alta como trabajadores independientes.

Esto especialmente suele verse presente en los emprendedores que recién impulsan sus proyectos. Así como también, en aquellos que ejercen una actividad comercial con un margen de ganancias mínimo.

Sin embargo, indistintamente de los ingresos que se generen, debe tenerse en cuenta que al darse de alta como autónomo, deberá realizarse una cuota mensual que oscila cerca de los 280 euros al mes.

Como consecuencia, esto hace que muchos emprendedores que están generando muy pocos ingresos se replanteen si realmente vale la pena darse de alta o no en el RETA. Ya que, muchas veces se trata de actividades autónomas con poca remuneración que no resultan rentables para vivir de ellas.

Un ejemplo de esto puede ser cualquier actividad pequeña comercial que apenas genere una pequeña cantidad de euros al mes. No obstante, es recomendable siempre enmarcar las acciones dentro del marco legal. Así se evitará cometer alguna infracción o falta legal que pueda acabar en una sanción o multa. Siendo así, recomendable darse de alta en el RETA indistintamente de la actividad comercial y remuneración que se obtenga como autónomo.

Legalidad de facturar sin ser autónomo

¿Facturar sin ser autónomo es legal?

Esta es una de las preguntas principales que suelen hacerse muchos autónomos respecto a este tema. De acuerdo a la normativa española, todas aquellas personas que ejerzan actividades remunerativas deberán darse de alta en el RETA.

Es decir, que independientemente si tienes un negocio grande o pequeño, si tienes tu propia empresa o trabajas desde casa, al generar ingresos de manera autónoma independientemente de los ingresos que produzcas, deberías darte de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos. De lo contrario, podrías estar infringiendo las leyes si decides facturar como autónomo sin darte de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA).

A pesar de esto, se dice que existen algunas alternativas en donde puede llegarse a facturar sin ser autónomo que te mencionaremos. No obstante, debes tener claro que esta información solo se plasma aquí de manera informativa, y no se recomienda aplicarla. Si lo vas a hacer, es indispensable que antes busques asesoramiento con un profesional de las leyes.

De esa manera, podrás conocer con certeza los riesgos que esto implica, y las consecuencias que puede acarrear legalmente.

Facturar como autónomo realizando una actividad esporádica con poca remuneración

Se dice que existe una especie de ‘vacío’ o ‘laguna’ legal en donde puede llegarse a facturar sin ser autónomo. Sin embargo, esto no elimina los riesgos de poder ser sancionado, ya que como se mencionó antes, la ley dicta que si estás generando ingresos como autónomos, deberías darte de alta en el RETA.

El hecho es, que aparentemente si no realizas la actividad remunerativa de manera frecuente, y esta no supera los parámetros del salario mínimo interprofesional (que son unos 1.000 euros mensuales), es posible que puedas llegar a emitir facturas con pocos riesgos de tener problemas con la seguridad social (no obstante, siguen existiendo los riesgos).

Asimismo, debes tener en cuenta que es necesario que los dos elementos mencionados antes, se presenten de manera simultánea. Es decir, que la actividad se realice de manera esporádica y que los ingresos de la misma no superen lo equivalente a un salario interprofesional.

Ten presente que si empiezas a emitir facturas de manera mensual (así sean por bajos pagos), puede que en algún momento tengas problemas. Por lo cual, se vuelve a hacer énfasis en que busques asesorarte con un profesional de las leyes antes de llevar a cabo cualquiera de estas prácticas, y seas consciente de los riesgos o sanciones que puede implicar.

¿Qué se requiere para facturar sin ser autónomo?

Independientemente si eres autónomo o te has dado de alta en el RETA, los requisitos para facturar son los mismos. A continuación, procederemos a mencionarte los mismos, para que puedas tener más claro cuáles son:

Haberse dado de alta en hacienda

Darse de alta en hacienda

Es necesario que te hayas dado de alta en Hacienda, en lo que se conoce como ‘censo de empresarios, retenedores y profesionales’ específicamente. Ya que, independientemente de tu oficio como autónomo, todos los ingresos que vayas a generar deberían ser notificados en hacienda.

Así, este organismo podrá tener claro qué oficio ejerces y un estimado de lo que generas con el mismo. Cabe destacar que es necesario completar el famoso ‘modelo 036’, que posteriormente tendrás que enviar a la agencia tributaria del gobierno español. Debido a la complejidad que esto puede tener, se recomienda que busques asesoramiento para hacerlo.

Presentar tus pagos de IVA e IRPF

Otro punto importante que no debes dejar pasar por alto, es el de cumplir con tus compromisos fiscales como cualquier ciudadano que ejerce una actividad económica. Así que, organízate de la manera adecuada para presentar a tiempo los pagos trimestrales al igual que los respectivos resúmenes anuales tanto del IRPF como del IVA.

Entonces ¿facturar sin ser autónomo implica algún riesgo legal?

En caso de que aún tengas dudas sobre si corres el riesgo de sufrir alguna multa o sanción ante el hecho de facturar sin ser autónomo, debes saber que la respuesta es que sí puedes incurrir en una falta legal tras realizar esta actividad.

Es por este motivo que no se recomienda hacerlo. Ya que, podrías enfrentar multas o sanciones con pagos elevados. Siendo estos incluso, más altos que aquellos que acarrearía darte de alta como autónomo y hacer tus pagos mensuales.

Por este motivo, se vuelve a reiterar que antes de considerar facturar sin ser autónomo, busques asesoramiento legal y seas consciente de lo que esto implica.

 

comentarios