¿Qué hacer si tu start-up ha fracasado?


07 de julio de 2018 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Emprendedores


Start-up comienzo

Start-up se trata de una idea innovadora y revolucionaria, la cual ha llegado a España con el objetivo de asesorar a aquellos futuros emprendedores para que puedan desarrollar sus ideas de forma clara y con las mejores garantías.

La idea ha sido desarrollada a partir de las redes sociales y diversas plataformas, las cuales han hecho posible el desarrollo web de las ideas que se plantean en dicho congreso.

Start-up se llevó a cabo en el 2011, y fue enfocado en la ayuda y asesoramiento de aquellas personas que tuviesen una gran idea de futuro y que no supiesen como materializarla, por eso se plantearon varias ideas para poder transmitir los conocimientos necesarios a chicos jóvenes y hacer con ello que su proyecto no fracasase.

Entre las medidas tomadas por los expertos que acudieron al evento, se dio un gran consejo para que todos lo tuviesen en cuenta, y era que cuando viesen que todo se está yendo a pique y no saben cómo sacarlo a flote de nuevo, se planteasen realizar una consultoría web e intentar con ello defender lo que se ha creado.

La consultoría web

En primer lugar lo que se debe destacar de esta medida, es que si se decide llevarla a cabo se debe hacer antes de comenzar con el proyecto y no durante o después de haberlo iniciado.

Consiste en un documento, el cual va a ser redactado por economistas profesionales con tu presencia, en el que se va a estructurar las diferentes partes de dicho proyecto.

Con esto lo que se pretende es que el empresario se de cuenta de la magnitud de su proyecto y que sepa las claves para que pueda darle forma de una manera adecuada, y con las mayores probabilidades de éxito.

Start-up

Errores más comunes

Para poder hacer que un negocio tenga futuro, lo primero que se debe cometer es una serie de errores los cuales ralentizarán el proyecto, pero te permitirán alcanzar tus metas aprendiendo de ellos.

En todo tipo de proyectos se comenten diferentes errores pero los más comunes son:

  • Contratación sin experiencia: el pilar de un negocio son sus trabajadores, y aunque el proyecto no se haya materializado lo más importante para hacerlo es que te rodees de una buena plantilla cualificada que sepan lo que hacen.
  • Actuar antes de pensar: el ser impulsivo puede llevar a tu empresa a la ruina, por ello es mejor pensar antes de tomar cualquier decisión y no dejarte llevar por tus impulsos.
  • Guardarlo como un secreto: se trata de uno de los mayores errores que se suele cometer. Deberás quitar los malos pensamientos de tu cabeza e intentar compartir tu idea con las personas adecuadas sin miedo a que te la roben y la lleven a cabo antes que tú. En muchas ocasiones al hacerlo verás que encuentras personas con experiencia que te darán consejos e incluso que te ayudarán a que se haga realidad.
  • Busca interesados: como la palabra lo dice debes buscar gente interesada en la idea, pero no personas con dinero que quieran invertir en nuevos proyectos sino clientes que quieran adquirirlo. Debes vender tu idea como un producto y no como un plan de futuro.
  • Los clientes no caen del cielo: por muy innovador que suene tu proyecto y muy bien plantado que esté, no sirve nada si no sabes cómo atraer a los clientes. Debes conseguir que la gente sepa de su existencia y volcarte en ellos para que el resto del proyecto vaya como la seda y conseguir con ellos los objetivos marcados en un principio.

Estas ideas no garantizan que tu start-up no vaya a fracasar pero lo que si hace es aconsejarte en el camino correcto para que eso no ocurra. Si el proyecto llega a fracasar no ocurre nada, haciendo las cosas bien  acabarás obteniendo el éxito que mereces.

comentarios