Todo lo que debes saber sobre el trabajo del auditor


05 de julio de 2019 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Emprendedores


Trabajo de auditor

Según el Real Decreto Legislativo 1/2011, de 1 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Auditoría de Cuentas (TRLAC): “Se entenderá por auditoría de cuentas la actividad consistente en la revisión y verificación de las cuentas anuales, así como de otros estados financieros o documentos contables, elaborados con arreglo al marco normativo de información financiera que resulte de aplicación, siempre que aquélla tenga por objeto la emisión de un informe sobre la fiabilidad de dichos documentos que pueda tener efecto frente a terceros”.

Esta norma establece también que “la auditoría de cuentas tendrá necesariamente que ser realizada por un auditor de cuentas, mediante la emisión del correspondiente
informe y con sujeción a los requisitos y formalidades establecidas en la ley”.

¿Qué se necesita para ser auditor?

Todas las personas que quieran prestar sus servicios como auditores de cuentas deben inscribirse en el Registro Oficial de Auditores de España (ROAC), perteneciente al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), un organismo que depende a su vez del Ministerio de Economía y Competitividad.

Tendrán que acreditar a su vez su experiencia y conocimientos a la hora de realizar el examen-oposición, y demostrar cada año su formación continuada en contabilidad y auditoría, entre otras materias. Todos estos requisitos los encontrarás en AOB Auditores, una firma caracterizada por su profesionalidad y que cuenta con un equipo de auditores Madrid.

Auditor

¿Qué hace un auditor?

El auditor tendrá que pronunciarse acerca de si las cuentas anuales que presenta una entidad reflejan la imagen de la misma, y analizar la aplicación del principio de empresa en funcionamiento o solvencia de la sociedad.

A su vez, tendrá que examinar si existen fraudes o errores, y si se cumplen las obligaciones legales de la empresa. Tendrá que comprobar también que la sociedad actúa de forma responsable en temas medioambientales y sociales, y en otra normativa de aplicación.

Por el contrario, no será responsabilidad del auditor prestar servicios de confección ni asesoramiento a la empresa a la hora de crear las cuentas anuales, ni comprobar si presenta las declaraciones fiscales correspondientes a su contabilidad.

Tampoco tendrá que detectar posibles fraudes o errores significativos en la empresa que sean consecuencia de la forma de actuar de sus administradores, directivos o empleados, ni que asesoraría en temas fiscales, mercantiles ni jurídicos. Ni es tarea del auditor presentar las declaraciones fiscales de la empresa ni confeccionar la contabilidad de la misma que sea objeto de revisión.

¿Cómo es una auditoría de cuentas?

La auditoría de cuentas es independiente de las empresas o entidades auditadas. La responsabilidad civil se limita en los términos que se fijan en la normativa de auditoría vigente, y da lugar a responsabilidad mercantil, administrativa y penal.

Existe el secreto de la información con respecto a la que el auditor conozca mientras ejerce su actividad, y sujeción al control y disciplina del ejercicio de la actividad por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas.

 

comentarios